Elevaron una nota al Presidente del CONICET

95

Los Directores y Directoras de Unidades Ejecutoras de Ciencias Sociales y Humanas de CONICET expresaron su preocupación ante la crítica situación que atraviesa el Organismo.

Buenos Aires, 23 de marzo de 2018

Señor Presidente del
Directorio del CONICET
Dr. Alejando Ceccatto

De nuestra mayor consideración:

Las directoras y directores de Unidades Ejecutoras del Área de Ciencias Sociales y Humanidades del CONICET expresamos nuestra profunda preocupación ante la crítica situación que atraviesa el organismo en relación al financiamiento regular de los institutos y grupos de investigación, en tanto pone en riesgo su normal funcionamiento. A la fecha, una muy pequeña parte de los institutos ha recibido una partida correspondiente al presupuesto de funcionamiento 2018, mientras que la mayoría ni siquiera cuenta con información respecto a su aprobación o no.

A su vez, los Proyectos de Unidades Ejecutoras (PUE), inaugurados con grandes expectativas en 2016, atraviesan extremas dificultades para su ejecución, en tanto los aprobados en el mencionado año han recibido durante 2017 entre el 25 y el 30% del presupuesto anual asignado, mientras que los incluidos en la convocatoria de 2017 no han recibido a la fecha ningún tipo de financiamiento. La gravedad de la situación se manifiesta en que, para acceder al financiamiento del equipamiento solicitado y aprobado, será necesario aplicar al concurso PICT-E 2018 de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, con lo cual un financiamiento que estaba oficialmente aprobado deja de estarlo. A su vez, debemos mencionar las excesivas demoras en la incorporación del Personal de Apoyo concursado en el marco de los PUE (como paliativo, se les está ofreciendo una beca posdoctoral hasta que sean designados y, en otros casos reportados, “estadías de corta duración”), la desvalorización de los fondos aprobados, la falta de información clara y precisa en muchos aspectos y las exigencias burocráticas que no se condicen con las condiciones en las que se están desarrollando los PUE. Tales razones patentizan las dificultades que enfrenta el programa, y ponen en duda la pretensión de hacer de ellos una herramienta eficaz para optimizar capacidades institucionales e integrar líneas de trabajo, investigadores/as, CPA y becarios/as. A este escenario podríamos agregar varios inconvenientes adicionales que debemos enfrentar, tales como la falta de nuevas acreditaciones de fondos desde hace muchos meses de los Proyectos de Investigación Plurianuales (PIP) de CONICET, así como de los Proyectos de Investigación Científica y Tecnológica (PICT) del Fondo para la Investigación Científica y Tecnológica (FONCyT) y otros programas de la órbita del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MINCYT).

Asimismo, quisiéramos aprovechar este espacio para manifestar nuestra fuerte preocupación en relación con la información que ha trascendido sobre la nueva convocatoria de ingresos a la Carrera de Investigador Científico (CIC) 2018. Según se desprende de un documento del propio organismo que tuvo amplia difusión, la nueva convocatoria eliminaría el criterio de vacancia geográfica, asignando el 30% de los cargos a concursar a perfiles definidos por instituciones que serían invitadas (en concreto, universidades y otros organismos) en razón de sus necesidades de apoyo para fortalecer su área de ciencia y tecnología. De concretarse esta modalidad, si bien estaría orientada a fortalecer capacidades científicas y tecnológicas en ámbitos de menor desarrollo, pondría en riesgo o debilitaría el crecimiento equitativo de las capacidades científicas en la geografía nacional, afectando severamente la pretendida federalización y participación de la comunidad científica en el diseño de líneas prioritarias o regionales, amén de que tal decisión tendría un carácter inconsulto.

En consecuencia, entendiendo que estos hechos exigen una atención urgente por parte de las autoridades, pedimos enfáticamente dar curso a nuestro reclamo por las vías que correspondan. Asimismo solicitamos a Ud. una audiencia, a los fines de encontrar mediante el dialogo vías posibles de resolución de los diferentes y muy graves problemas expuestos, que ponen en riesgo la sustentabilidad de la investigación científica y tecnológica.

Saludamos con atención distinguida.

Marta Bonaudo (ISHIR – UNR/CONICET)
Mercedes I. Botto (IICSAL – FLACSO/CONICET)
Beatriz Bragoni (Incihusa – CCT Mendoza)
Daniel Campi (ISES – UNT/CONICET)
Adrián Carbonetti (CIECS – UNC/CONICET)
Gloria Chicote (IdIHCS – UNLP/CONICET)
Sandra Contreras (IECH – UNR/CONICET)
Beatriz Cuenya (CEUR – CONICET)
Walter Delrio (IPEHCS – UNCo/CONICET)
Víctor Ramiro Fernández (IHUCSO – UNL/CONICET)
Mariana Giordano (IIGHI – UNNE/CONICET)
Rolando González-José (CENPAT – CONICET)
Alicia Beatriz Gutiérrez (IDH – UNC)
Daniel Heymann ((IIEP – BAIRES – UBA/CONICET)
Ricardo J. Kaliman (INVELEC – UNT/CONICET)
Andrés Laguens (IDACOR – UNC/CONICET)
Esteban Llamosas (CIJS – UNC/CONICET)
Silvia London (IIESS – UNS/CONICET)
Sara Mata (ICSOH – UNSA/CONICET)
Guillermo Neiman (CEIL – CONICET)
Marta Novick (CITRA)
Hernán Otero (IGEHCS – UNCPBA/CONICET)
Gustavo Gabriel Politis (INCUAPA – UNICEN/CONICET)
Celia Renata Rosemberg (CIIPME)
Ana A. Teruel (UE – CISOR – CONICET/UNJu)
Julio Esteban Vezub (IPHCS – UNCOMA/CONICET)
Jorge Vivas (IPSIBAT – UNMDP/CONICET)
Sergio E. Visacovsky (CIS – IDES/CONICET)
Verónica I. Williams (IDECU – UBA/CONICET)

Documento Descargable